DeutschEspañolFrenchEnglish

La ciencia de la energía de luz y calor

La tecnología LHE (energía de luz y calor) administra un cuidado de la piel eficaz y seguro. Su seguridad y flexibilidad permiten que se la utilice para una amplia variedad de aplicaciones; el cuidado de la psoriasis, eliminación del acné, afirmamiento de la piel, rejuvenecimiento de la piel, reducción de las arrugas, renovación del colágeno, tratamiento de lesiones vasculares y pigmentadas y depilación.No invasivo, no abrasivo.

  • Sin tiempos de espera.
  • Resultados demostrados clínicamente.
  • Eficacia y seguridad comprobadas para todos los tipos de piel.
  • Especialmente adaptado para los tipos de piel V-VI.
  • Fácil de usar.

    El desarrollo de la fototerapia

    La fototerapia usa luz para cicatrizar o tratar una condición médica o estética. La fototerapia equilibra las longitudes de onda, la intensidad y exposición del pulso para adaptar cada tratamiento a las necesidades y condiciones específicas.

    A principios de los 80 se desarrolló un nuevo método de tratamiento basado en la luz, la fototermolisis selectiva. La teoría de la fototermolisis selectiva mantiene que al optimizar algunos parámetros de la aplicación, el profesional puede dirigirse a un cromóforo específico y minimizar el efecto sobre el tejido circundante.

    La mayoría de las tecnologías basadas en la luz, como el láser y la luz intensa de pulsos (IPL) se basan sólo en la energía para los cambios clínicos. Filtran el calor creado por el flash o pulso de luz. Como filtran el calor en vez de usarlo. Requieren fluencias muy altas para lograr eficacia clínica, fluencias altas que requieren técnicas de enfriamiento de la piel para proteger a sus clientes contra quemaduras. Radiancy pensaba que tenía que haber algo mejor.

    La diferencia LHE

    LHE avanza los principios de la fototermolisis selectiva al utilizar las vías de energía dual de la luz y el calor para lograr las mayores ventajas de esta relación. Filtros internos patentados protegen la piel y algoritmos propietarios aprovechan todas las características de la absorción térmica de la piel. Estas innovaciones crean el equilibrio exacto de luz y calor necesario para lograr eficacia clínica en una variedad de aplicaciones clínicas.

Como usa fluencias bajas, la fusión natural de luz y calor de LHE crea una técnica fototérmica mucho más eficiente. El agregado de calor directo aumenta la eficacia general y reduce la fluencia a niveles ultra seguros. La reducción de la fluencia nos permite eliminar la necesidad de usar técnicas de enfriamiento de la piel, simplificar el proceso de tratamiento y minimizar el riesgo de efectos colaterales nocivos, lo que lo convierte en más seguro, fácil y rentable.

    Este equilibrio único de luz y calor también permitió el tratamiento eficaz para el vello más rebelde y tipos de piel. Los tipos de piel V y VI son sensibles, la piel bronceada y asiática ahora puede beneficiarse con los tratamientos de fototerapia. Una LUA especializada (conjunto de la unidad de luz) para estos tipos de piel aumenta la seguridad y comodidad sin comprometer los resultados.